7 Condiciones para la Implementación exitosa de la Estrategia Kaizen

Kaizen es una filosofía japonesa que fomenta la mejora continua de la vida personal y la búsqueda continua de mejora en el trabajo. Para una pequeña empresa, una estrategia de Kaizen es aquella que trabaja para mejorar constantemente el desempeño de los empleados y gerentes, la interacción entre el personal y la gerencia, y la búsqueda de una mejor productividad. Ciertas condiciones deben ser parte de su cultura corporativa para que una estrategia de Kaizen tenga efecto en su organización.

Satisfacción laboral

Para que una estrategia Kaizen funcione, sus empleados deben estar satisfechos con sus trabajos y estar interesados ​​en trabajar para mejorar continuamente su desempeño. Su grupo de recursos humanos debe encuestar a los empleados para determinar las actitudes del personal hacia la satisfacción laboral y trabajar para mejorar las condiciones del lugar de trabajo hasta que se logre la satisfacción laboral.

Participación de la empresa

La empresa debe estar dedicada a una estrategia de Kaizen para que funcione. Los gerentes deben ser alentados a reservar tiempo para las evaluaciones de los empleados, y los empleados deben tener tiempo para monitorear también al personal directivo. Un Kaizen debe ser una prioridad en la planificación de negocios para que tenga éxito.

Dedicación

Debe presentar una estrategia de Kaizen a sus gerentes y empleados como una forma de mejorar la productividad de la empresa y aumentar la rentabilidad de la empresa. Una estrategia de Kaizen puede parecer un enfoque de sentido común para el desarrollo del trabajo, pero su efectividad radica en la capacidad de su personal y gerentes para mantenerse dedicados a ella. Desarrollar la actitud adecuada hacia una estrategia Kaizen y lograr que su empresa comprenda sus beneficios hará que sea más fácil de implementar.

Mente abierta

Usted y su personal necesitan tener una mente abierta para que una estrategia Kaizen funcione. Puede ser una desviación significativa de la forma en que está acostumbrado a hacer las cosas. El análisis constante de los deberes laborales y la interacción de los empleados puede parecer innecesario a veces. Aliente a su organización a darle una oportunidad a Kaizen y entrar en ella dispuesta a hacer que funcione.

Interrogatorio

Una estrategia de Kaizen requiere muchas preguntas sobre el desempeño individual y grupal. Su personal debe estar preparado para responder muchas preguntas sobre por qué hicieron algo de una manera particular, qué resultados esperaban y cómo juzgan los resultados que lograron. Hágale saber a su personal que estas preguntas no son una acusación de su desempeño, sino una forma de mejorar la productividad.

Trabajo en equipo

Cuando una persona que trabaja dentro de una estrategia de Kaizen tiene una pregunta acerca de un proceso de trabajo, debe alentar a esa persona a pedirle a varias personas su opinión. Su personal necesita aprender a trabajar en equipo y respetar las opiniones y opiniones de los demás para que Kaizen sea efectivo.

Sin señalar con el dedo

Cuando algo sale mal, una defensa común para los empleados es comenzar a señalar con el dedo a los demás. Debe crear una cultura en la que los errores se consideren oportunidades para aprender y mejorar, en lugar de ser motivo de acusaciones.