8 maneras de construir equipos de colaboración

La creación de equipos de colaboración generalmente implica establecer políticas y procedimientos que reconozcan el valor de las contribuciones de los empleados y alienten las opiniones de los empleados. Los equipos de colaboración trabajan juntos para resolver problemas, mejorar procesos y desencadenar un pensamiento innovador. Además, el establecimiento de una infraestructura integral de tecnología de la información que permite a los miembros del equipo cargar documentos, participar en discusiones en línea y realizar conferencias basadas en la web, permite que los equipos virtuales trabajen de manera tan productiva como los equipos ubicados en la misma oficina. Las empresas que experimentan reestructuraciones, adquisiciones u otros cambios organizacionales se benefician de actividades diseñadas para promover prácticas de colaboración. Las organizaciones eficaces desarrollan equipos de colaboración al generar un plan integral de casos y programas de negocios, obtener patrocinio ejecutivo e incluir un proceso para evaluar y revisar las iniciativas del programa.

Estableciendo Patrocinio

Antes de implementar cualquier programa para promover la colaboración, un gerente de proyecto exitoso obtiene la aprobación del liderazgo ejecutivo. Describe cómo los equipos de colaboración suelen fomentar mejoras en los procesos que disminuyen los costos, aumentan la productividad y eliminan el desperdicio. Muestra cómo eliminar redundancias al compartir recursos beneficia a toda la compañía. Con el apoyo del liderazgo ejecutivo, obtiene el presupuesto necesario para respaldar la inversión en desarrollo de programas y compras de infraestructura.

Desarrollando líderes demócratas

Los líderes de la compañía que valoran los beneficios de la colaboración sirven como modelos inspiradores para el resto de la compañía. Estos ejecutivos utilizan un estilo democrático de liderazgo para recibir comentarios de los subordinados en una amplia gama de temas. Ellos usan esta entrada para tomar decisiones. Esto faculta a los empleados. Luego, los miembros del personal generalmente reportan niveles más altos de satisfacción, trabajan más arduamente para lograr objetivos estratégicos y permanecen leales a la compañía, incluso en momentos de estrés e interrupción.

Iniciando programas de tutoría

Una cultura colaborativa permite a las personas apoyarse unas a otras. Al desarrollar un programa de mentoría formal, una empresa se asegura de que sus líderes experimentados entrenen a personal menos experimentado para transmitir las habilidades y los conocimientos necesarios para dirigir la empresa.

Ofreciendo entrenamiento formal en habilidades de comunicación

Los empleados que se comunican efectivamente suelen trabajar bien juntos. El desarrollo de las habilidades necesarias para funcionar de manera efectiva en equipos virtuales virtuales generalmente requiere capacitación formal. Al ofrecer una serie de talleres, seminarios y alternativas a su propio ritmo, una empresa ayuda a los empleados a desarrollar las habilidades de escucha, negociación, resolución de conflictos y resolución de problemas que permiten una colaboración más efectiva.

Ejecución de ejercicios de formación de equipos

Los juegos, las pruebas y otras actividades no relacionadas con proyectos ayudan a los equipos a aprender más sobre los demás en un entorno divertido y competitivo. Un gerente de proyecto exitoso realiza ejercicios de creación de equipos, como las presentaciones de rompehielos, al comienzo de cada proyecto para ayudar a todos en el equipo a conocer las habilidades y la experiencia de otros miembros. Ella continúa realizando ejercicios de formación de equipos a lo largo del proyecto para reducir la tensión y aliviar el estrés. Ella premia el desempeño ejemplar con certificados y premios para garantizar que los miembros del equipo reconozcan el valor y los logros de cada individuo.

Responsabilidades de rotación

Al rotar la tarea de facilitar la reunión, todos los miembros tienen la oportunidad de actuar como líderes y contribuir con sus ideas sobre la organización y la planificación al equipo. En un entorno de colaboración, cada miembro del equipo contribuye con sus habilidades y experiencia para beneficiar todo el proyecto.

Basándose en los esfuerzos anteriores

Al final de cada proyecto, los gerentes de proyecto efectivos generan un documento que describe las lecciones aprendidas. Cuando comienzan los nuevos proyectos, aprovechar los consejos y las técnicas de promover la colaboración ayuda al nuevo equipo a acelerar su desarrollo.

Definiendo roles

Al definir claramente los roles y las responsabilidades, los miembros del equipo entienden lo que deben hacer y cuándo deben hacerlo. El trabajo fluye sin problemas de un proceso a otro. El establecimiento de una estructura integral de desglose del trabajo y un plan de recursos al comienzo de un proyecto ayuda a todos a trabajar de forma más colaborativa.